APRENDIENDO A SER PADRES:

Las 10 cualidades del niño resiliente. ¿Qué es la resiliencia?

3 comentarios

Nuestros hijos deben ser capaces de soportar y de estar capacitados para enfrentarse de la mejor manera a las dificultades de la vida, a la adversidad e incluso a contextos dañinos o negativos. En la psicología infantil, esta capacidad se conoce como resiliencia, es decir, el talento para desarrollarse de manera adecuada y adaptativa, de seguir planificando el futuro a pesar de los acontecimientos negativos y desestabilizadores, de las situaciones y condiciones de vida difíciles y de traumas a veces extremadamente arduos.

¿Qué cualidades tiene el niño resiliente?

Los niños resilientes poseen unas cualidades características:

  • Habilidades de resolución de problemas: son niños con capacidad de resolver problemas y conflictos de forma positiva, con beneficio para todas las partes implicadas y decidiendo cuáles son las necesidades de estas. Poseen un manejo adecuado de las emociones negativas naturales como son la ira y el enfado.
  • Mejores y más eficaces estilos de afrontamiento: son niños capaces de afrontar las situaciones de forma adaptativa y saludable.
  • Empatía: son capaces de ponerse en el lugar de los demás y entender sus emociones y respetarlas.
  • Capacidad de planificación: poseen adecuadas habilidades de planificación y organización, consiguiendo cierta autonomía al respecto.
  • Sentido del humor positivo: son niños risueños que emplean el sentido del humor para conseguir su propio control emocional y el de los demás.
  • Adecuada autoestima y autoeficacia: son niños que se quieren a sí mismos y creen en sus capacidades. Esto les lleva a conseguir un estado interno de compromiso, de seguridad, de confianza, de libertad, que les crea tranquilidad a ellos y al ambiente que les rodea.
  • Mayor capacidad de enfrentar de manera constructiva la competencia y aprender de los propios errores: cometer errores es inevitable, por ello, los niños resilientes asimilan esos errores sin frustrarse, y los aceptan de forma positiva aprendiendo de ellos para evitar que en el futuro vuelvan a ocurrir.
  • Adecuadas habilidades sociales: poseen una serie de conductas y gestos adecuados que les permiten relacionarse de manera positiva con los demás.
  • Actitud orientada al futuro y a la consecución de sus objetivos: a pesar de sus dificultades, no se quedan anclados en el pasado, tienen una actitud proactiva hacia el futuro y hacia los pequeños objetivos marcados.
  • Optimismo y mayor tendencia a manifestar sentimientos de esperanza: los niños resilientes tienen como hábito el pensamiento positivo, poseen una disposición y tendencia a mirar el aspecto más favorable de los acontecimientos y a esperar el mejor resultado.

Algunas de estas características son innatas, pero otras se pueden trabajar y aprender. Como padres, queremos que nuestros hijos crezcan emocionalmente sanos y con la autonomía suficiente para desarrollar su vida en plenitud. Desde Superpadres.com ponemos a vuestra disposición una serie de cursos pensados para ofrecer a los padres los recursos necesarios para acompañar y ayudar al pequeño en el proceso de desarrollo de su identidad, la adquisición de autoestima y otras cualidades que le ayudarán a ganar autonomía.


Equipo Superpadres.com

Me gusta este artículo

Me gusta Superpadres

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 5 votos
Loading ... Loading ...

.

.

3 Comentarios

  1. Habilidad Emocional

    26-11-13 en 13:33

    Fantastica web la vuestra. :)

  2. Emmanuel

    27-11-13 en 4:53

    Muy buen articulo

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *